Las tendencias en gestión de talento y personas para 2019

Las organizaciones se encuentran ante un contexto global y cambiante definido por la volatilidad, la incertidumbre, la complejidad y la ambigüedad. Este entorno afecta a las organizaciones y a sus trabajadores, a la forma en la que viven, se relacionan y trabajan. La función de los Recursos Humanos juega un papel fundamental a la hora de enfrentarse a los nuevos retos en el panorama actual, con el objetivo de atraer, retener, gestionar y desarrollar el talento. Para ello, hemos identificado cinco tendencias que los profesionales en la gestión de talento y personas no se pueden perder.

Una tendencia puede describirse como un fenómeno por el que individuos distintos los unos a los otros, sin haberse puesto de acuerdo, muestran tener los mismos deseos. No todas las tendencias están relacionadas con el área comercial, sino que pueden aplicarse a todos los ámbitos. Pero lo que las tendencias tienen en común, es que finalmente siempre afectan a las personas. Por ello, si hablamos de la aplicación de tendencias en el ámbito empresarial, el departamento de los Recursos Humanos tiene un rol clave. La función de Recursos Humanos tiene un papel fundamental a la hora de gestionar el cambio en las organizaciones.

Las empresas tienen la necesidad de ser ágiles para adaptarse a los cambios constantes que plantea el entorno y que afectan a las personas. Para ello, la aplicación de la tecnología al área de Recursos Humanos y de gestión de talento es muy importante, pero ha de ser un medio y no un fin en sí mismo. Lo realmente crucial es la implantación de nuevas prácticas para impulsar a los trabajadores dentro de un nuevo panorama en el que puedan innovar, formarse y ser más eficientes. Y aquí, la tecnología es una herramienta necesaria para conseguir ese fin.

En este contexto, los responsables de Recursos Humanos tienen el papel de conseguir atraer, retener, gestionar y desarrollar el talento. Para ello, hemos identificado cinco tendencias que los profesionales de la gestión de talento y personas no se pueden perder:

1. Employer Engagement

La gestión de talento será cada vez más personalizada. La fidelización de los empleados requerirá de estrategias individuales que conecten tanto con lo emocional como con lo racional de la persona. Las empresas buscan cubrir los puestos con personas más especializadas. Así, para conseguir la captación, retención y desarrollo de talento especializado, es crucial una comunicación directa con las personas de la organización, consiguiendo también su fidelización y generación de engagement.

2. People Analytics: Big Data aplicado a Recursos Humanos

La aplicación del análisis de datos a todos los ámbitos es una tendencia y, no podía ser menos en el área de la gestión de talento y personas. Así, las empresas harán uso de herramientas que posibiliten la recolección y análisis de datos para que puedan gestionar con garantías el desempeño de sus empleados.

La implementación del big data en Recursos Humanos va también vinculada a un cambio de mentalidad en los departamentos de gestión de talento y personas. La valoración del empleado no se liga a cuestiones únicamente subjetivas, aunque son factores que siempre están presentes. La valoración se basa también en el análisis de los datos y de los hechos. No obstante, esta perspectiva cuantitativa es necesario gestionarla también junto con otras estrategias cualitativas e incluso emocionales, como vamos a ver continuación.

3. Transparencia & Confianza 360º

Los departamentos de Recursos Humanos cada vez son más transparentes. Esta transparencia se verá reflejada en la valoración del desempeño de los trabajadores. Las nuevas herramientas tecnológicas permiten que esta comunicación pueda ser prácticamente en tiempo real, permitiendo tomar decisiones con mayor rapidez.

Por otro lado, la comunicación será bidireccional. Es importante que el trabajador pueda también valorar a la empresa, el clima laboral y su situación en la compañía. De este modo, la relación empresa-trabajador se sustentará en la confianza y en la transparencia. La empresa será un lugar en el que se mire por el bienestar de las personas y un grupo del que el trabajador quiera formar parte.

4. Teambuilding & Gaming

El teambuilding o construcción de equipos engloba aquellas actividades orientadas a potenciar el espíritu de equipo y la cooperación entre sus miembros. Son actividades que permiten al trabajador liberarse de las tensiones diarias y relacionarse distendidamente con sus compañeros.

Por otro lado, el gaming o gamificación cada vez se está empleando más en el ámbito de los Recursos Humanos, ya que ayuda a mantener el interés y la motivación del empleado. Puede aplicarse tanto a la formación, como a los procesos de selección. En este último caso, por ejemplo, puede orientarse a que el candidato simule enfrentarse a situaciones reales con las que tendría que lidiar si estuviera ocupando un puesto en la organización.

5. Employer Branding

El Employer Branding es la marca de la empresa como empleador. Hoy en día, no solo es importante cuidar la imagen que una empresa proyecta hacia sus clientes, también es relevante la imagen que proyecta hacia sus empleados y hacia sus candidatos. Esta imagen puede comunicarse a través de canales tradicionales, pero en el contexto actual, los medios digitales cada vez ganan más fuerza.

Hay que tener en cuenta que, al igual que una empresa investiga a sus posibles candidatos en la red, los potenciales trabajadores también investigan la reputación online de las empresas en las que les gustaría desarrollarse profesionalmente. Así, para las organizaciones será fundamental desarrollar una estrategia de Employer Branding, especialmente en el plano digital.

Finalmente, mantener una comunicación y una buena estrategia de Employer Branding con los empleados actuales es también vital, ya que ellos van a ser la principal voz y altavoz de la organización.

Tendencias en gestión de talento y personas

“Tendencia” es sinónimo de “cambio”. Las tendencias se centran en el futuro. Pero lo realmente importante es saber cuáles son esas tendencias para poder adaptar nuestro presente y orientarlo hacia lo que queremos ser en el futuro.

¿Conocías estas tendencias? ¿Crees que pueden aplicarse a tu organización? ¿Conoces alguna otra tendencia en el ámbito de Recursos Humanos?

¿Quieres poner en práctica estas tendencias en tu organización?

¡Contacta con nosotros!