¿Qué tipo de líder eres?

Ser un buen líder no es algo sencillo, esto es algo que todos sabemos y que ya hemos visto en otros artículos. Pero… ¿qué tipo de líder eres? ¿lideras siempre siguiendo un mismo estilo? Daniel Goleman distingue seis estilos que los líderes pueden adoptar para satisfacer las necesidades de las diferentes situaciones.

Hoy en día, cada vez más organizaciones llevan a cabo programas para desarrollar el liderazgo de sus empleados, ya sea internamente o con ayuda de consultores externos. En su artículo Leadership That Gets Results (Liderazgo que obtiene resultados) de la revista Harvard Business Review, Goleman toma una muestra de 3.871 directores de un estudio realizado por la firma de consultoría Hay/McBer para observar los estilos de liderazgo que practican en la empresa.

Estos estilos son situacionales, es decir, no es recomendable que el líder se aferre a un único estilo, sino que sepa diferenciar cuál es el más apropiado en cada momento. Por tanto, no existen estilos correctos e incorrectos, es más bien una cuestión de saber cuál encaja mejor. En ocasiones, puede ser necesario recurrir a un estilo de liderazgo más autoritario para obtener una respuesta de forma ágil y rápida, mientras que, para alcanzar el compromiso a largo plazo por parte de los empleados, será mejor adoptar un estilo más empático.

¿Qué tipo de líder eres? Estilos de liderazgo según Daniel Goleman

Los estilos de liderazgo difieren sustancialmente con respecto al trato a los empleados, la toma de decisiones y la orientación a resultados. A continuación, te explicamos las claves básicas para identificarlos:

  • Liderazgo directivo: Se centra en que sus colaboradores cumplan de inmediato con sus instrucciones. Es recomendable utilizarlo en situaciones críticas, ya que su abuso puede provocar la pérdida de compromiso por parte del equipo y la fuga de talento.
  • Liderazgo capacitador: Provee una visión de futuro a los miembros de su equipo, marcando objetivos sin explicar cómo alcanzarlos. De esta manera, la motivación del equipo aumenta ya que cada empleado trabaja para averiguar su propia forma de avanzar.
  • Liderazgo afiliativo: Crea armonía y relaciones emocionales entre los diferentes miembros de su equipo, es un estilo muy enfocado en la colaboración. Los mejores resultados se obtienen cuando este estilo se combina con otro.
  • Liderazgo democrático: Su principal objetivo es crear consenso y compromiso entre sus colaboradores para la consecución de tareas comunes. Destaca por su capacidad para escuchar las opiniones de su equipo, sin embargo, no hay que perder de vista el foco en los resultados, que se pueden ver afectados por una escucha excesiva.
  • Liderazgo de referencia: Se basa en la consecución de resultados excelentes que superen las expectativas. Lidera con el ejemplo por lo que se utiliza en el desarrollo de colaboradores muy motivados y competentes que tengan un nivel alto de desempeño. No conviene abusar de este estilo ya que puede influir negativamente en el clima laboral.
  • Liderazgo de coaching: Ayuda a que sus colaboradores se desarrollen profesionalmente para conseguir su máximo potencial en el largo plazo. Continuamente proporciona feedback a su equipo, así como orientación sobre su desempeño profesional.

“El entorno empresarial está cambiando continuamente, y un líder debe responder al mismo. Hora a hora, día a día, semana a semana, los ejecutivos deben desempeñar sus estilos de liderazgo como un profesional – utilizando el correcto en el momento adecuado y en la justa medida. La recompensa está en los resultados.“ Daniel Goleman

Adaptación de Leadership That Gets Results
Daniel Goleman
Harvard Business Review